Tapiz de Sansón

COLECCIÓN DE CINCUENTA Y CUATRO TAPICES.
Siglos XV al XVII.
Cabildo de la Catedral de Tarragona.
Depositados en el Museo Diocesano de Tarragona.

La colección de cincuenta y cuatro tapices de la Catedral se formó desde el siglo XVI a través de diversos legados hechos por varios arzobispos y dignatarios.

El llamado tapiz de las Potestades o de la Buena Vida fue donado por el arzobispo Gonzalo Fernández de Heredia (1490-1511). De trata de una obra notable, de considerables dimensiones (4,65 x 10,65 m), realizada en el siglo XV en los talleres de Arrás (Francia).

Los dos tapices con la Historia de José fueron donados a la Catedral por el arzobispo Alfonso de Aragón (1513-1514). Realizados hacia 1500, posiblemente fueran tejidos en Bruselas.

Un tapiz con un fragmento de la escena de homenaje a una reina, cuatro con temas vegetales (llamados antiguamente de verduras) y un repostero, todos de procedencia incierta, son obras realizadas en el siglo XVI.

El cardenal Gaspar Cervantes de Gaeta (1568-1575) hizo donación de diversos tapices. Entre ellos, los tres de la Serie de David, los ocho de la Serie de Tobías y los cinco de la Serie de Sansón, todos ellos producidos en los talleres de Bruselas en el siglo XVI.

El legado más importante numéricamente fue el del canónigo Diego Girón de Rebolledo (+1682), que donó veintiséis tapices. Se conservan los ocho tapices de la Serie de Ciro el Grande, trece de la Serie Alegórica, tres de la Serie Mixtificada y dos de la Serie de Judit. Se trata de obras hechas en Bruselas en el siglo XVII.

Volver